RUTA VÍA DE LA PLATA. MUCHO MÁS QUE UNA CALZADA ROMANA

Uno de los caminos más antiguos de la Península Ibérica es, hoy en día, una de las grandes referencias en la conexión occidental del eje norte-sur y viceversa que aúna cultura, naturaleza y gastronomía en forma de rutas, itinerarios y circuitos que permiten acceder a todo tipo de propuestas y actividades. La Ruta Vía de la Plata siempre es un destino atractivo para todo tipo de viajeros.

Una leyenda con mucha historia

La Ruta Vía de la Plata es un itinerario turístico basado en una calzada romana, aunque su denominación es árabe —una referencia a la característica del camino (balata, camino empedrado) y no a la circulación de minerales, ni tampoco al ancho de la calzada, como se ha dicho en ocasiones—, que permitió conectar algunas de las principales ciudades peninsulares, pero que también sirvió de elemento difusor de la cultura romana. Dotada de infraestructuras convertidas hoy en importantes vestigios que la jalonan, continuó desempeñando un importante papel en la red de comunicaciones de la Península Ibérica en la Edad Media, durante los siglos en que musulmanes y cristianos compartieron territorio, economía y cultura, y con posterioridad.

Un viaje sin fin

Ruta Vía de la PlataEso es la Ruta Vía de la Plata: un viaje sin fin. No en vano, este itinerario discurre por 4 regiones y 7 provincias en un eje norte-sur de 800 kilómetros y más de 100.000 kilómetros cuadrados, y que cuenta con fuertes vínculos con el vecino Portugal. Donde el viajero puede deleitarse contemplando numerosos ejemplos de todas las culturas que han dejado su vestigio en la Península Ibérica: desde el mundo romano hasta el barroco sevillano pasando por el legado árabe, el prerrománico asturiano, el románico, que alcanza su máximo exponente en Zamora, el gótico, etcétera.

Y es que, en la Ruta Vía de la Plata se puede disfrutar de sitios declarados Patrimonio de la Humanidad, de espacios y paisajes naturales significativos, y también de importantísimos ámbitos culturales y etnográficos.

Además, dado su trazo e infraestructuras, constituye un itinerario perfecto para ser recorrido en bicicleta. También es un destino ideal para los aficionados al mototurismo y los viajes en moto. La Ruta Vía de la Plata es uno de los trayectos más completos y variados para realizar en moto prácticamente durante los 365 días del año. No menos atractivo resulta para los que les gusta viajar en coche, descubriendo la esencia fundamental de un país a la vez que disfrutan de paisajes impresionantes. Y sin necesidad de completar la Ruta, las posibilidades para los amantes del senderismo son casi infinitas.